Caso RS

2300 1294 Revista RS Edición 97
Carlos Martín

Español, casado y con 2 hijos. Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Autónoma de Madrid con master en Marketing en CESMA escuela de negocios en Madrid. Cuenta con más de 20 años de experiencia en el mercado de Consumo Masivo ocupando cargos en España, Francia, México, Brasil y Argentina siempre guiado por claros valores: la importancia de hacer parte de un equipo diverso, justo y que busque un bien común, entregar resultados de una forma sostenible, impactar de forma positiva ayudando al desarrollo de la sociedad y disfrutar en cada momento. Su última posición fue director general en The Coca-Cola Company para Argentina, Paraguay y Uruguay.

 
¿De qué manera concibe Coca-Cola Company la Responsabilidad Social?

Coca-Cola es consciente de la responsabilidad que tiene con las comunidades y los territorios donde opera. Por eso, fiel a su propósito superior de refrescar al mundo y hacer la diferencia, ha desarrollado una robusta estrategia de sostenibilidad materializada en pilares focalizados en proveer bienestar y promover el desarrollo. Ese sentido de la responsabilidad la convertimos en un compromiso que es hoy la hoja de ruta de nuestro negocio. Esto lo hacemos a través del planteamiento de objetivos y metas ambiciosos, alcanzables y prácticos a mediano y largo plazo.

Nuestra concepción de la Responsabilidad Social hoy se refleja en nuestra estrategia ESG, que busca convertirse en un agente de cambio positivo en la sociedad y desarrollo tanto en sus lugares de trabajo como en las comunidades locales en las que opera. Cuando salimos al mercado nuestra misión es la de observar, escuchar y aprender; todo esto para tener una visión global y un accionar local y en ese sentido poder responder y construir.

¿Cuáles han sido los avances más significativos por parte de Coca-Cola Company en materia de sostenibilidad?

Los avances que hemos tenido en la compañía Coca-Cola en materia de sostenibilidad se resumen en nuestra estrategia de sostenibilidad que consiste en seis pilares. Para Colombia se han priorizado tres: la construcción de un mundo sin residuos, impulsar el empoderamiento femenino y tener una correcta administración del agua. Todas nuestras acciones e iniciativas que implementamos están alineadas para aportar específicamente a la consecución de objetivos concretos en cada uno de estos frentes:

  1. Asegurar la calidad de los productos e ingredientes, que nos orienta a transformar el portafolio y a reducir la cantidad de azúcar añadida en los productos. En el caso de Colombia, por ejemplo, el 63% de nuestro portafolio de bebidas es bajo en azúcar o no tiene azúcar.
  2. Disminuir nuestra emisión de gases de efecto invernadero que contribuyen al cambio climático, buscando ser energéticamente más eficientes e incluyendo cada vez más energías renovables como fuente de producción. Nuestra meta global es ser responsables de cero emisiones netas para 2040.
  3. Promover la agricultura sostenible en las cadenas de suministro, lo que es posible colaborando directamente con proveedores para reducir emisiones por unidad de producto -incentivando, por ejemplo, su uso de energías renovables- y monitoreando los cambios en el portafolio. Nuestro compromiso global para 2025 es obtener el 100% de los ingredientes agrícolas clave de conformidad con los principios de la agricultura sostenible.
  4. a construcción de Mundo Sin Residuos, el compromiso global que lanzamos en 2018 con el fin de recolectar y reciclar para 2030 el equivalente a cada una de las botellas o latas que ponemos en el mercado a través de la promoción de modelos de economía circular. Estamos orientados a fabricar envases con un 50% de material reciclado para ese mismo año y que todos los envases de consumo sean 100% reciclables para 2025.
  5. Impulsar el empoderamiento económico de millones de mujeres empresarias de nuestra cadena de valor alrededor del mundo. Dentro de esta cadena se incluyen, entre otras, proveedoras, recicladoras, tenderas, artesanas, distribuidoras y productoras. Hace una década, el compromiso global 5by20 se propuso impulsar a cinco millones de estas mujeres emprendedoras, llegando a impactar en 2020 a seis millones en 100 países.
  6. Liderazgo corporativo con relación a la administración correcta del agua. Queremos devolverle a la naturaleza y a las comunidades el equivalente a la totalidad del agua que usamos en nuestros productos. Para ello, nos hemos trazado para 2025 reducir el uso del agua en un 20% frente a 2017 en nuestras plantas situadas en zonas de riesgo hídrico, logrando así garantizar la disponibilidad del recurso para las comunidades vecinas. Al cabo de 2020 repusimos el 100% del agua utilizada anualmente a través de tres acciones: reducir el agua utilizada en la fabricación de las bebidas, reciclar el agua utilizada en los procesos de producción y reabastecer al entorno.
¿Cuáles son los proyectos en sostenibilidad que se destacan en la compañía?

Bajo el compromiso global de un Mundo Sin Residuos, con el cual nos proponemos reciclar el equivalente al 100% de nuestros empaques para el 2030, hemos planteado e implementado diferentes programas en la región. Todas estas iniciativas siguen una lógica cimentada en tres puntos principales: el diseño, la recolección, y la generación de alianzas estratégicas. Hoy ya se reciclan 6 de cada 10 botellas que ponemos en el mercado; nuestras botellas plásticas están hechas en promedio con más de 40% de material reciclado y el 96% de nuestros envases son 100% reciclables.

Por ejemplo, en Colombia, de la mano de nuestra embotelladora Coca-Cola FEMSA y operadores locales, hemos desarrollado Reciclave (en San Andrés y en Bogotá), un proyecto que pretende incrementar en 10% el porcentaje de aprovechamiento de residuos sólidos a nivel local. En sus ocho meses de ejecución, se han aprovechado 66 toneladas de materiales como PET, cartón, envases de bebidas de Tetra Pak, plásticos, aluminio, entre otros; y se han transportado más de 739 mil botellas de PET y 14mil envases de Tetrapak de las Islas al interior del país. En Bogotá por su parte, el modelo logró reciclar más de 20 millones de botellas PET en su primer año de funcionamiento. Esto representó un cumplimiento del 128% de la meta proyectada. Próximamente lanzaremos el programa en los Santanderes.

Así mismo, juntamos esfuerzos entre compañías del sector para fomentar nuevas formas de recolectar y aprovechar residuos para promover la sostenibilidad en nuestros territorios en una iniciativa que llamamos Movimiento RE. El programa logró gestionar 41.000 toneladas de residuos aprovechables en la Costa Atlántica colombiana a cierre de 2021.

En cuanto a empoderamiento femenino, nos trazamos globalmente la meta de empoderar a por lo menos 5 millones de mujeres en todo el mundo para 2020 y otras 5 millones para el 2030. Para finales de 2019 habíamos impactado las vidas de 13.000 mujeres latinoamericanas. Esto, gracias al programa Emprendamos Junt@s. En Colombia acompañamos a más de 4.000 mil mujeres, incluyendo tenderas en su propio proceso de empoderamiento personal y económico a través de capacitaciones sobre temas empresariales, de mercadeo, finanzas, entre otros. El proyecto demostró grandes resultados, lo que nos llevó a lanzar su segunda fase para este año, donde impactaremos a 5.000 mujeres y hombres más.

Finalmente, en lo que concierne a nuestro plan para garantizar la seguridad y sostenibilidad hídrica de las comunidades dentro del área de influencia de nuestra operación, hemos situado la meta mundial en seguir devolviéndole a la naturaleza el 100% del agua utilizada en nuestros productos. Así, hemos puesto en marcha de la mano de nuestro socio embotellador, Coca-Cola FEMSA, iniciativas como Agua Por El Futuro con lo que logramos, en 2021, la meta de devolverle a la naturaleza 2,1 millones de metros cúbicos de agua y la conservación de cuencas estratégicas de abastecimiento de agua, con el que además se protegen 1.944 hectáreas en Colombia y se benefician directamente a 8 millones de personas de Bogotá y más de 3 millones de Medellín. Y, Cada Gota Cuenta, iniciativa que dio acceso a agua potable a cerca de 5.000 personas de La Guajira y Nariño.

¿Cómo hace Coca-Cola Company para sensibilizar la importancia de la sostenibilidad en sus grupos de interés?

En la compañía somos conscientes de que el mundo que nos rodea está cambiando, y nosotros queremos hacer parte de ese cambio. Para poder seguir creciendo como negocio nuestra mirada corporativa siempre está puesta hacia adelante. En Coca-Cola nos preocupamos por entender las tendencias y fuerzas que moldearán nuestra corporación en el futuro, y movernos rápidamente, preparándonos para lo que está por venir. De ahí nace la importancia que le damos a los planes que diseñamos para guiar nuestro destino a largo plazo haciendo una diferencia positiva en el mundo.

Para lograr el crecimiento sostenible que nos hemos propuesto debemos tener un marco para guiar nuestro relacionamiento con los grupos de interés. En esa medida nos proponemos ser un gran lugar para trabajar en donde las personas se sientan motivadas a ser las mejores; dar al mundo un portafolio de marcas de bebidas de calidad que anticipan y satisfacen los deseos y necesidades de los consumidores; alimentar una red ganadora de clientes y proveedores con quienes podamos crear valor mutuo y duradero. En Coca-Cola trabajamos por ser un ciudadano responsable que hace la diferencia, ayudando a construir y apoyar comunidades sostenibles.

¿Cuáles son las características principales del Talento Humano en Coca-Cola Company?

Nuestra cultura ganadora define las principales características de nuestro talento humano, sus actitudes y comportamientos. Para nosotros es fundamental que nuestros empleados vivan y respiren los valores de la compañía, y que estos sirvan como una brújula que guíe nuestras decisiones y comportamiento. En Coca-Cola estos valores son los siguientes:

  • Liderazgo: cultivar la valentía para construir un futuro mejor para todos y todas.
  • Colaboración: creemos en la construcción colectiva como fuerza transformadora. Una persona no puede lograr tanto cómo un colectivo.
  • Integridad: así como nuestros sabores, nos gustan las personas reales que no tienen miedo a mostrarse como son.
  • Diversidad: y así tan inclusivos nuestras marcas, las diferencias no solo son respetadas, sino que son resaltadas.
  • Calidad: lo que nos propongamos hacer, debemos hacerlo bien. Siempre.
  • Responsabilidad: el compromiso nace desde la consciencia de que, si algo ha de ser, depende mí.
  • Pasión: siempre con el corazón y la mente
¿En qué está basada la responsabilidad con los trabajadores?

En Coca-Cola creemos en construir ambientes laborales que nos permitan a todos los empleados de la compañía trabajar de forma inteligente. Esta compañía es de todos los que día a día nos levantamos a trabajar de manera inteligente por lograr los objetivos: refrescar al mundo y hacer la diferencia. Cada uno en Coca-Cola es responsable de sus acciones y así mismo debe tener el valor de cambiar el rumbo cuando sea necesario aprendiendo de los resultados, sean buenos o no tan buenos. Todos debemos tener una sensibilidad al cambio y ser administradores de todos los activos de la compañía. Por eso siempre somos eficientes en recompensar a nuestra gente por tomar riesgos siempre en la búsqueda de nuevas y mejores formas de hacer las cosas. Nuestros empleados deben divertirse, ser optimistas, inspirar creatividad y, sobre todo, pasión.

¿Qué prácticas laborales se destacan en Coca-Cola Company?

Desde el área de Recursos Humanos de nuestra compañía se han desarrollado una serie de medidas de salario emocional con el único objetivo de generar un mayor vínculo entre los trabajadores y la compañía. Coca-Cola basa todas sus políticas laborales en: la Declaración Universal de los Derechos Humanos; la Declaración de la Organización Internacional del Trabajo sobre Principios y Derechos Fundamentales del Trabajo; y el Pacto Mundial de las Naciones Unidas. Esto es transversal a todas las geografías donde nuestra compañía tiene presencia.

El pilar fundamental de estas políticas es fomentar el balance vida trabajo y asegurar condiciones laborales dignas para cada empleado. De hecho, la compañía tiene un programa llamado “Life and Coke” que incluye, entre otras cosas, la posibilidad de tener horario flexible de entrada y salida, el teletrabajo y trabajo desde casas; una política que hemos afinado producto de las enseñanzas que nos ha dejado la pandemia. Internamente y para lograr integración desde el primer día en la compañía, tenemos el programa de embajadores Coca-Cola con el que logramos crear y transmitir el sentido de pertenencia. Coca-Cola, tiene un programa de formación corporativa virtual que tiene la misión de acercar la mejor formación posible a los empleados en temas como liderazgo, formación comercial, relación con socios embotelladores, entre otros.

En Coca-Cola la búsqueda de la felicidad es un principio fundamental tanto de puertas para afuera, como de puertas para adentro. De la misma forma como lo hacemos con nuestras campañas de marketing en nuestra compañía estamos convencidos de que ser felices con lo que hacemos es la única forma de rendir de manera óptima. Por eso, procuramos construir entornos de trabajo donde se fomente el desarrollo personal, donde nuestros empleados se propongan soñar y crecer y donde se transmitan unos valores positivos en todos los niveles.

¿Por qué a tantas compañías les cuesta entender la importancia de las buenas prácticas laborales en los procesos de la organización?

Actualmente, el sector privado no puede estar orientado únicamente a generar réditos o ganancias propias. Existe una responsabilidad latente de aportar significativamente a la sociedad, por lo que las compañías no deberían permitirse crecer sin pensar su negocio como un generador de valor social donde el bienestar de los empleados y colaboradores juega un papel central.

En línea con lo anterior, en Coca-Cola ya hace parte de nuestro ADN corporativo el garantizar y promover ambientes laborales abiertos, flexibles, diversos e inclusivos. Estamos convencidos de que, de esta forma, es posible cultivar la innovación y la creatividad para ponerlas al servicio de un mejor futuro para todos.

¿Cómo ve a las organizaciones colombianas frente a temas de sostenibilidad?

Lo positivo a la hora de hablar de sostenibilidad desde el sector privado, bien en Colombia o en cualquier país, es que todos los involucrados partimos de la premisa de que hay mucho camino por recorrer. Así, las compañías compartimos un lenguaje común que es propositivo y que quiere ir siempre más allá. Desde Coca-Cola queremos ser ejemplo de que las iniciativas de sostenibilidad más exitosas se proveen de compromisos tangibles y duraderos, pero también de las sinergias de valor que se pueden establecer con otras compañías y distintos actores de la sociedad. En Colombia ya hay jugadores locales que han logrado posicionarse inclusive regional e internacionalmente y eso habla muy bien del entorno empresarial. Sin embargo, nunca será suficiente el trabajo que hagamos por sembrar bienestar social y por generar desarrollo económico, tanto a nivel nacional como en las regiones donde operamos.

¿Qué consejo les da a los líderes empresariales que aún no tienen en cuenta la sostenibilidad y/o responsabilidad social en su estrategia organizacional?

En Coca-Cola estamos convencidos de que el éxito empresarial y la sostenibilidad van de la mano, por lo que trabajamos para que nuestro negocio crezca de una manera responsable. Alcanzar buenos resultados no puede ir en contravía de dejar una huella positiva en la sociedad, minimizar el impacto de la actividad en el medioambiente y actuar responsablemente para que nuestros empleados y accionistas se sientan orgullosos. Es posible crecer apostando por un mejor futuro para todos. Con este espíritu y desde nuestro rol como líderes del sector de alimentos y bebidas en Colombia y el mundo, en Coca-Cola hemos incorporado prácticas sostenibles a lo largo de toda nuestra cadena de valor. Invitamos a que todos los líderes lo hagan para sus organizaciones.

¿Cuál es el rol del Gobierno para fomentar este tema en las organizaciones?

Como mencionaba anteriormente, la creación de sinergias es muy importante para alcanzar el éxito de las iniciativas de sostenibilidad. Para Coca-Cola, en esa ecuación entran todos nuestros grupos de interés: desde los consumidores y los empleados, pasando por los proveedores, las comunidades, las organizaciones gubernamentales y las no gubernamentales. Del diálogo entre todos estos actores resultan herramientas para la construcción de valor para la sociedad, pues así conseguimos escucharnos y establecer caminos colaborativos.

Buena muestra de esta dinámica fue la iniciativa Me Vacuno Por Mí y Por Ti, lanzada en agosto de 2021 con el ánimo de promover la vacunación entre los colombianos como un compromiso colectivo hacia la protección de la salud y alcanzar una reactivación más segura. En ella, coincidimos con un grupo de compañías, el Ministerio de Salud con quien nos supimos trabajar de manera mancomunada, reafirmando esa convicción que tenemos y es que todo es positivo cuando se trabaja en equipo por alcanzar metas en común que dejen huella en la gente.

¿Qué consejo les da a los ciudadanos para que contribuyan a la sociedad?

Es posible apoyar de distintas formas. Para alcanzar nuestra meta por Un Mundo sin Residuos, por ejemplo, cada actor involucrado en los procesos tiene la misma importancia. Por ejemplo, el papel individual a la hora de llevar buenas prácticas de reciclaje marca una gran diferencia, así como optar por envases reutilizables que hacen parte del círculo de la retornabilidad. Concretamente en el eje de reabastecimiento, a través de la conservación de cuencas y la protección de bosques, el aporte en el cuidado que hace cada miembro de las comunidades representa un logro determinante hacia nuestro objetivo.

¿En qué está basada la responsabilidad con los trabajadores?

En Coca-Cola creemos en construir ambientes laborales que nos permitan a todos los empleados de la compañía trabajar de forma inteligente. Esta compañía es de todos los que día a día nos levantamos a trabajar de manera inteligente por lograr los objetivos: refrescar al mundo y hacer la diferencia. Cada uno en Coca-Cola es responsable de sus acciones y así mismo debe tener el valor de cambiar el rumbo cuando sea necesario aprendiendo de los resultados, sean buenos o no tan buenos. Todos debemos tener una sensibilidad al cambio y ser administradores de todos los activos de la compañía. Por eso siempre somos eficientes en recompensar a nuestra gente por tomar riesgos siempre en la búsqueda de nuevas y mejores formas de hacer las cosas. Nuestros empleados deben divertirse, ser optimistas, inspirar creatividad y, sobre todo, pasión.

¿Qué prácticas laborales se destacan en Coca-Cola Company?

Desde el área de Recursos Humanos de nuestra compañía se han desarrollado una serie de medidas de salario emocional con el único objetivo de generar un mayor vínculo entre los trabajadores y la compañía. Coca-Cola basa todas sus políticas laborales en: la Declaración Universal de los Derechos Humanos; la Declaración de la Organización Internacional del Trabajo sobre Principios y Derechos Fundamentales del Trabajo; y el Pacto Mundial de las Naciones Unidas. Esto es transversal a todas las geografías donde nuestra compañía tiene presencia.

El pilar fundamental de estas políticas es fomentar el balance vida trabajo y asegurar condiciones laborales dignas para cada empleado. De hecho, la compañía tiene un programa llamado “Life and Coke” que incluye, entre otras cosas, la posibilidad de tener horario flexible de entrada y salida, el teletrabajo y trabajo desde casas; una política que hemos afinado producto de las enseñanzas que nos ha dejado la pandemia. Internamente y para lograr integración desde el primer día en la compañía, tenemos el programa de embajadores Coca-Cola con el que logramos crear y transmitir el sentido de pertenencia. Coca-Cola, tiene un programa de formación corporativa virtual que tiene la misión de acercar la mejor formación posible a los empleados en temas como liderazgo, formación comercial, relación con socios embotelladores, entre otros.

En Coca-Cola la búsqueda de la felicidad es un principio fundamental tanto de puertas para afuera, como de puertas para adentro. De la misma forma como lo hacemos con nuestras campañas de marketing en nuestra compañía estamos convencidos de que ser felices con lo que hacemos es la única forma de rendir de manera óptima. Por eso, procuramos construir entornos de trabajo donde se fomente el desarrollo personal, donde nuestros empleados se propongan soñar y crecer y donde se transmitan unos valores positivos en todos los niveles.

¿Por qué a tantas compañías les cuesta entender la importancia de las buenas prácticas laborales en los procesos de la organización?

Actualmente, el sector privado no puede estar orientado únicamente a generar réditos o ganancias propias. Existe una responsabilidad latente de aportar significativamente a la sociedad, por lo que las compañías no deberían permitirse crecer sin pensar su negocio como un generador de valor social donde el bienestar de los empleados y colaboradores juega un papel central.

En línea con lo anterior, en Coca-Cola ya hace parte de nuestro ADN corporativo el garantizar y promover ambientes laborales abiertos, flexibles, diversos e inclusivos. Estamos convencidos de que, de esta forma, es posible cultivar la innovación y la creatividad para ponerlas al servicio de un mejor futuro para todos.

¿Cómo ve a las organizaciones colombianas frente a temas de sostenibilidad?

Lo positivo a la hora de hablar de sostenibilidad desde el sector privado, bien en Colombia o en cualquier país, es que todos los involucrados partimos de la premisa de que hay mucho camino por recorrer. Así, las compañías compartimos un lenguaje común que es propositivo y que quiere ir siempre más allá. Desde Coca-Cola queremos ser ejemplo de que las iniciativas de sostenibilidad más exitosas se proveen de compromisos tangibles y duraderos, pero también de las sinergias de valor que se pueden establecer con otras compañías y distintos actores de la sociedad. En Colombia ya hay jugadores locales que han logrado posicionarse inclusive regional e internacionalmente y eso habla muy bien del entorno empresarial. Sin embargo, nunca será suficiente el trabajo que hagamos por sembrar bienestar social y por generar desarrollo económico, tanto a nivel nacional como en las regiones donde operamos.

¿Qué consejo les da a los líderes empresariales que aún no tienen en cuenta la sostenibilidad y/o responsabilidad social en su estrategia organizacional?

En Coca-Cola estamos convencidos de que el éxito empresarial y la sostenibilidad van de la mano, por lo que trabajamos para que nuestro negocio crezca de una manera responsable. Alcanzar buenos resultados no puede ir en contravía de dejar una huella positiva en la sociedad, minimizar el impacto de la actividad en el medioambiente y actuar responsablemente para que nuestros empleados y accionistas se sientan orgullosos. Es posible crecer apostando por un mejor futuro para todos. Con este espíritu y desde nuestro rol como líderes del sector de alimentos y bebidas en Colombia y el mundo, en Coca-Cola hemos incorporado prácticas sostenibles a lo largo de toda nuestra cadena de valor. Invitamos a que todos los líderes lo hagan para sus organizaciones.

¿Cuál es el rol del Gobierno para fomentar este tema en las organizaciones?

Como mencionaba anteriormente, la creación de sinergias es muy importante para alcanzar el éxito de las iniciativas de sostenibilidad. Para Coca-Cola, en esa ecuación entran todos nuestros grupos de interés: desde los consumidores y los empleados, pasando por los proveedores, las comunidades, las organizaciones gubernamentales y las no gubernamentales. Del diálogo entre todos estos actores resultan herramientas para la construcción de valor para la sociedad, pues así conseguimos escucharnos y establecer caminos colaborativos.

Buena muestra de esta dinámica fue la iniciativa Me Vacuno Por Mí y Por Ti, lanzada en agosto de 2021 con el ánimo de promover la vacunación entre los colombianos como un compromiso colectivo hacia la protección de la salud y alcanzar una reactivación más segura. En ella, coincidimos con un grupo de compañías, el Ministerio de Salud con quien nos supimos trabajar de manera mancomunada, reafirmando esa convicción que tenemos y es que todo es positivo cuando se trabaja en equipo por alcanzar metas en común que dejen huella en la gente.

¿Qué consejo les da a los ciudadanos para que contribuyan a la sociedad?

Es posible apoyar de distintas formas. Para alcanzar nuestra meta por Un Mundo sin Residuos, por ejemplo, cada actor involucrado en los procesos tiene la misma importancia. Por ejemplo, el papel individual a la hora de llevar buenas prácticas de reciclaje marca una gran diferencia, así como optar por envases reutilizables que hacen parte del círculo de la retornabilidad. Concretamente en el eje de reabastecimiento, a través de la conservación de cuencas y la protección de bosques, el aporte en el cuidado que hace cada miembro de las comunidades representa un logro determinante hacia nuestro objetivo.

¿Cómo hace Coca-Cola Company para sensibilizar la importancia de la sostenibilidad en sus grupos de interés?

En la compañía somos conscientes de que el mundo que nos rodea está cambiando, y nosotros queremos hacer parte de ese cambio. Para poder seguir creciendo como negocio nuestra mirada corporativa siempre está puesta hacia adelante. En Coca-Cola nos preocupamos por entender las tendencias y fuerzas que moldearán nuestra corporación en el futuro, y movernos rápidamente, preparándonos para lo que está por venir. De ahí nace la importancia que le damos a los planes que diseñamos para guiar nuestro destino a largo plazo haciendo una diferencia positiva en el mundo.

Para lograr el crecimiento sostenible que nos hemos propuesto debemos tener un marco para guiar nuestro relacionamiento con los grupos de interés. En esa medida nos proponemos ser un gran lugar para trabajar en donde las personas se sientan motivadas a ser las mejores; dar al mundo un portafolio de marcas de bebidas de calidad que anticipan y satisfacen los deseos y necesidades de los consumidores; alimentar una red ganadora de clientes y proveedores con quienes podamos crear valor mutuo y duradero. En Coca-Cola trabajamos por ser un ciudadano responsable que hace la diferencia, ayudando a construir y apoyar comunidades sostenibles.


Opinión de los grupos de interés

Somos testigos del compromiso de Coca-Company con la sostenibilidad, al trabajar unidos por «Un Mundo Sin Residuos», para fortalecer la economía circular y lograr la meta de recolectar el 100% de las botellas que ponemos en el mercado a 2030.

Johana Cerpa
Vicepresidenta Legal y de Asuntos Corporativos de Coca-Cola FEMSA. Embotelladora líder de bebidas y parte del Sistema Coca-Cola.  

Cada día nos encargamos de cumplir nuestro propósito de refrescar al mundo y hacer la diferencia, somos una compañía muy responsable y consciente del impacto que generamos en el mundo. En Coca-Cola estamos 100% dedicados a la sostenibilidad con nuestra estrategia Environmental, Social and Governance (ESG) que busca el bienestar y el desarrollo de las comunidades, además del medio ambiente utilizando como herramientas algunos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). 

Me enorgullece poder acompañar, liderar y ver como crece nuestro compromiso de sostenibilidad por medio de nuestros esfuerzos por crear iniciativas a la medida de los países donde operamos.  En el caso de Colombia, nos enfocamos en la preservación y cuidado del Agua, Empoderamiento Económico Femenino y un Mundo Sin Residuos, por medio de estas tres estrategias creamos diferentes programas para contribuir al desarrollo de nuestro país.

Daniel Suárez
Director de Asuntos Públicos, Comunicación y Sostenibilidad de Coca-Cola para Latinoamérica Centro.

Deja un comentario