El equilibrio como herramienta fundamental del bienestar

1920 1080 Edición 94
¿Cómo concibe la responsabilidad social en su vida?

Para mi es el arte de ver la conexión, de los detalles de nuestro comportamiento, de nuestras pequeñas acciones con los grandes cambios como sociedad. 

Desde su rol como conferencista y trabajador social ¿cómo contribuye para construir una sociedad mucho más responsable?

Sin caer en moralismo, ni utopías, sin pedagogías de juicios, busco predicar la esperanza de cambio desde la plataforma de la gratitud. Quiero decir, soy grato con la mayoría de las cosas de mi entorno y la mayoría de las buenas personas de mi sociedad, pero sé que podemos mejorar cada día más como humanidad. 

¿Por qué decidió relacionar la cultura japonesa y la colombiana para promover el liderazgo en sus conferencias?

Es un asunto que me eligió a mí, nací en medio de dos culturas extremas, pasión y disciplina. El asunto es que se puede combinar también lo malo de estas dos culturas, y el desafío diario es buscar el equilibrio de lo bueno de cada una. 

¿Cómo lograr generar una coexistencia entre la disciplina y la felicidad e incorporarlas en las organizaciones?

Pienso que países como los nuestros, requieren urgentes campañas de salud mental, inversión en el desarrollo emocional y la educación integral de nuestro personal. Somos una sociedad de profesionales, expertos y adultos responsables, con fuertes vacíos de infancia que nos pasan su factura en las relaciones de nuestro día a día. 

¿Qué falencias ha encontrado en las estrategias promovidas por líderes, frente a temas de desarrollo social?

Desde el asistencialismo irresponsable, el interés político o religioso, hasta las buenas intenciones carentes de una educación cultural. Sin embargo, para mi no hay peor falencia que un líder que decide no hacer nada, y entierra su talento en el miedo, egoísmo o la indiferencia. 

Desde su experiencia, ¿Cuál debería ser el enfoque de las áreas de RRHH para generar ambientes laborales más acogedores?

Son muchas las áreas que deben tener su debida atención para que RRHH logre tener éxito, por esta razón siento que el equilibrio sería un excelente enfoque para empezar. 

¿Qué invitación le hace a los líderes empresariales para que aporten a la construcción del país?

“Hay una intuición natural, una voz interna que despierta nuestra humanidad y nos sensibiliza para actuar con responsabilidad hacia nuestro prójimo, algo nos dice que no solo es una noble decisión, sino también las más inteligente y sabia, la que más éxito y fruto nos dará” Mi invitación es a no permitir que otros apaguen esa sabia voz, con razonamientos llenos de odio e individualismo.